Realizar investigación científica de calidad no solo requiere de profesionales altamente capacitados, sino que además contar con equipos y tecnología de vanguardia que permitan satisfacer parámetros y estándares mundiales en torno a este campo del conocimiento. 

El Instituto de Ciencias Biomédicas (ICBM) es sin duda uno de los principales centros de investigación científica del país. Con nueve Programas Disciplinarios que cruzan diversas áreas de las ciencias naturales y biomédicas, esta unidad académica no es solo un semillero de futuros profesionales de excelencia, sino que además ofrece un repositorio de equipos científicos  de última generación que permiten llevar a cabo investigaciones del más alto nivel.

Durante los últimos meses, el ICBM ha puesto a disposición de sus investigadores la Red de Equipamiento Científico Avanzado (REDECA), una plataforma computacional que permite entregar acceso a sofisticados equipos y herramientas tecnológicas para desarrollar diversos tipos de análisis y microscopía, que permiten abordar cabalmente los nuevos desafíos de la biomedicina mundial.

En ese sentido, conversamos con quienes lideran y administran la red (situada en la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile), ellos son los Doctores Steffen Härtel y Jorge Toledo.

Uno de los principales motivos que llevó al surgimiento de REDECA fue la necesidad de poner a disposición de la comunidad biomédica una organización tipo Facility, a través de la cual los investigadores pudieran acceder a un determinado equipo y facilitar así el desarrollo de su investigación.

“Es algo que existe con éxito en Estados Unidos y Europa. Allí los científicos eligen equipos que van desde supercomputadoras hasta aparatos que les permitan realizar citometría de flujo y genómica, entre otras”, acota el Dr. Steffen Hartel, Director de REDECA.

Esta plataforma, que mantiene en su oferta equipamiento científico de alto costo, capacidad y calidad, está a disposición de todos los investigadores, desde los más experimentados, hasta aquellos que recién comienzan su primera experiencia formal. “REDECA también está a disposición de quienes quieran desarrollar una idea de investigación ligada al desarrollo y la propia innovación. Esto con la finalidad de abrir el panorama nacional al equipamiento de vanguardia”, aclara el académico de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile.

Cabe destacar que los equipos de REDECA están también disponibles para alumnos de postgrado, investigadores de cualquier universidad e incluso abiertos al sector privado, permitiendo el acceso a una mayor variabilidad de herramientas.

REDECA pertenece a la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, y muchos de sus equipos han sido utilizados en exitosas investigaciones que le permiten, tanto a la Facultad como al ICBM, ser referentes nacionales en aspectos de Biomedicina. “En nuestra Facultad hay muchos investigadores exitosos que han obtenido estos equipo a través de sus proyectos, situación que nos impulsó a aprovechar este panorama y construir esta red”, señala el Dr. Toledo, investigador de SCIAN Lab.

El proyecto mantiene a su vez, una oferta de equipos para personal interno de la universidad, como también para externos. Por lo que “cualquier ciudadano en Chile, si tiene una buena idea, puede acceder a nuestros servicios”, enfatiza el Dr. Härtel.

Frente a ello, el Dr. Toledo expresó que “todo científico que trabaja en investigación aspira a tener acceso a diferentes herramientas de vanguardia, y REDECA permite eso”.  En ese sentido, señala el investigador, “cualquier persona que tenga una pregunta científica podría abordarla con equipos de gama alta con apoyo técnico y capital humano. Particularmente ahora, investigadores extranjeros hacen pasantías en las que utilizan nuestros equipos, por lo que nos estamos posicionando como un foco en la región”.

Si bien la difusión que ha tenido REDECA hasta el momento, le permite llegar a investigadores nacionales e internacionales haciendo consultas y solicitudes, el equipo pretende extender el llamado y hacer de REDECA un circuito más conocido entre la comunidad. “Los investigadores saben que en Chile existe esta red, sin embargo estamos recién naciendo por lo que esperamos que el número de usuarios crezca a medida que transcurra el tiempo”, acota el Dr. Hartel.

Por otro lado, el Centro de Estudios Moleculares de la Célula, alojado en el ICBM, y en el que participa el Dr. Andrew Quest, está entregando toda su experiencia en el área y asesorando a REDECA pues esta nueva plataforma de trabajo científico que debe ser sustentable. “Nuestro centro de estudios moleculares ha servido como referente para esta red en cuanto a modelo de negocio, y si bien este proyecto es a mayor escala, con una gama más amplia de equipos asociados, todos apuntamos hacia una misma meta, la cual es facilitar y optimizar el trabajo de los investigadores en Chile”, enfatizó el Dr. Quest.

Fuente: 4ID/CONGRESS, Todos los derechos reservados. ®
Periodista: Patricio Grunert Alarcón. ®

Para ser reproducida rogamos contactar a: support@4id.cl o comunicaciones@4id.cl
Citar como fuente a: 4ID/CONGRESS ® / Patricio Grunert Alarcón, Todos los derechos reservados. ®