El cáncer es un enorme desafío para todos los científicos del mundo. Un alto índice de toda la investigación científica desarrollada en el mundo se enfoca en entender los mecanismos de proliferación celular maligna generados por esta enfermedad, cuya tasa de víctimas por año es alarmante.  

En el camino de comprender a cabalidad los mecanismos de la metástasis, se encuentra el Dr. Andrew Quest y su equipo, quienes para lograr el cometido, dirigieron sus estudios en los exosomas, unas especies de vesículas que se liberan desde las células malignas y de alguna manera, traspasan información hacia células menos malignas, convirtiéndolas potencialmente en estructuras tan malas como las primeras.

El Dr. Quest se ha adjudicado recientemente un proyecto Fondecyt regular 2017. Bajo el alero de este fondo, él y los científicos que componen su equipo de trabajo, pretenden desarrollar experimentos que les permitan generar información clarificadora en torno a los exosomas, la proteína caveolina-1 y su rol en la propagación de la metástasis.

El Dr. Quest es bioquímico del Instituto Federal de Tecnología de Suiza, Zúrich y doctor en Ciencias Naturales de la misma casa de estudios. Dentro de sus líneas de investigación está el estudio de transducción de señales con un enfoque al entendimiento del rol de la proteína caveolina-1 en tumorigénesis. El doctor Quest es Profesor Titular del Instituto de Ciencias Biomédicas (ICBM).

A continuación la entrevista que el ICBM realizó al Dr. Andrew Quest en el contexto de los nuevos proyectos Fondecyt adjudicados por profesionales de esta unidad académica.  

¿Cuál ha sido la línea de investigación que ha desarrollado usted y su equipo en torno al cáncer de la mano de los últimos proyectos Fondecyt?

Nosotros nos hemos dedicado durante años a estudiar cómo se genera y desarrolla el cáncer. Bajo ese contexto, investigamos la proteína caveolina-1, la cual hemos detectado, posee un rol dual en las células tumorales bajo ciertas circunstancias.

Esta proteína por un lado, funciona como un supresor de tumores, sin embargo, por la otra vereda, existen circunstancias donde la presencia de ésta, promueve la migración e invasión de células cancerígenas. Fue así como en el proyecto Fondecyt anterior nos dedicamos a comprender cómo podría promover la metástasis. 

Describiendo un nuevo camino de señalización en células tumorales

Como equipo describimos un nuevo camino de señalización que liga o conecta la presencia de caveolina-1 y su forforilización en un aminoácido que es la tirosina 14 en la activación de un camino de señalización que involucra a dos miembros de la familia de las proteínas G pequeñas, específicamente a Rac 5 y Rac 1. La caveolina-1 fosforilada activa, de manera indirecta, a Rac 5 que a su vez y de una manera también indirecta, activa la proteína Rac 1, lo cual promueve la migración e invasión de células tumorales.

¿Cómo se acoplan los exosomas en el estudio y seguimiento de caveolina-1?

Últimamente lo que ha surgido es un tema muy interesante, el cual se vincula con el rol de los exosomas, microvesículas que producen las células en el desarrollo de enfermedades.

En la propuesta de señalización de caveolina-1 que lleva a la metástasis, nunca habíamos contemplado la posibilidad de que dicha proteína pudiese afectar la señalización que le llega a las células desde afuera. Entonces surgió la posibilidad de que caveolina-1, esté presente en los exosomas de las células tumorales malignas y que pudiese así, traspasarse a otras células e inducir efectos similares. Es decir, hacer que estas células recipiente de los exosomas, fuesen más malas que las anteriores.

¿Cuál es su hipótesis con respecto al tema?

Nuestra hipótesis es que células tumorales producen exosomas con caveolina-1 y transfieren su malignidad a otras células que no son tan perjudiciales. En ese sentido, vamos a aislar exosomas con y sin caveolina-1 para después mostrar el efecto de exosomas, con y sin esta proteína.

Por el momento tenemos la evidencia preliminar de que cuando los exosomas con caveolina-1 se agregan a células que no son tan malas, y al tener presencia de caveolina, se vuelven peores. En ese sentido, hemos desarrollado experimentación in vitro e in vivo, en el último caso probando que si inyectamos exosomas con caveolina-1, el desarrollo tumoral es mayor.

¿Qué es lo que hace que estos exosomas con caveolina-1 produzcan que las células se vuelvan tan malignas?

Para responder esa interrogante estamos realizando variados análisis proteómicos de los exosomas, para identificar de forma empírica qué otras cosas existen en los exosomas que hacen que sea tan perjudicial para las células. También proponemos analizar si los exosomas tienen distintos tipos de RNA, y si su composición varía según la situación. Proponemos que el patrón de de proteínas y micro RNAs que contengan los exosomas con caveolina-1, será diferente a los que no la tengan y hará que cambie el comportamiento de las células que reciben los exosomas.

Entonces pensamos que unas pocas células malignas pueden influir en las células que no lo son en tal proporción para que ellas también se conviertan en células malignas, aumentando la probabilidad de metástasis. También sabemos que los exosomas acondicionan el tejido blanco del organismo,  donde las células malignas desarrollarán la metástasis, haciéndolo principalmente más receptivo para las células malignas y estudiaremos el rol de caveolina-1 en ese contexto.

¿Cuál es la importancia de este proyecto Fondecyt regular?

Este proyecto Fondecyt es muy importante ya que si entendemos mejor todos estos procesos podemos influir en la progresión tumoral y desarrollar en base a estos procedimientos posibilidades para frenar la metástasis y ayudar a las personas que tienen cáncer.

Fuente: 4ID/CONGRESS, Todos los derechos reservados. ®
Periodista: Patricio Grunert Alarcón. ®

Para ser reproducida rogamos contactar a: support@4id.cl o comunicaciones@4id.cl
Citar como fuente a: 4ID/CONGRESS ® / Patricio Grunert Alarcón, Todos los derechos reservados. ®