Investigadores jóvenes del ICBM siguen produciendo frutos, a través del desarrollo de nuevas líneas de investigación científica y biomédica, bajo la dirección de sus académicos. 

 

En estos últimos días se recibió con beneplácito la noticia de la adjudicación de 4 nuevos proyectos FONDECYT de Iniciación, que fueron obtenidos por investigadores jóvenes que se desempeñan en diversas áreas de la investigación biomédica.  En esta nota los presentamos y ellos nos comentan acerca de sus líneas de investigación en desarrollo, como así también de sus proyecciones futuras.

 

El Dr. Octavio Aravena, del Programa de Inmunología, ejecutará el proyecto “Las células B reguladoras TIM-1 promueven la función tolerogénica de las células dendríticas, un posible mecanismo en autoinmunidad”.  Estas células constituyen un grupo especializado de células B que participan en el control de procesos inflamatorios y en autoinmunidad. Junto a las células dendríticas, podrían ser capaces de restablecer el equilibrio inmune en procesos patológicos caracterizados por un quiebre en la tolerancia, como es el caso de la artritis reumatoide.

 

El Dr. Aravena señala: “El objetivo principal de mi proyecto es estudiar la interacción entre las células B reguladoras y las células dendríticas, e indagar si esta interacción estaría afectada en la artritis reumatoide.  Esperamos así contribuir al entendimiento de la interacción de diferentes poblaciones celulares involucradas en la tolerancia inmune, poniendo énfasis en la participación de los linfocitos B.  Nos interesa entender la contribución de las células B en el desarrollo de la autoinmunidad, más allá de su capacidad productora de anticuerpos, que es la función por la cual son más conocidas, sino también por su función reguladora, lo que nos permitiría evaluar su potencial uso en inmunoterapia”.

 

Por otra parte, la Dra. Ivonne Olmedo del Programa de Fisiopatología, desarrollará el proyecto “Miro1 regula la función y dinámica mitocondrial en la hipertrofia cardíaca inducida por fructosa”.  Este proyecto busca determinar la participación de la proteína Miro 1 en la hipertrofia cardíaca mediada por una dieta alta en fructosa.

 

La Dra, Olmedo comenta: “Nos proponemos estudiar la función mitocondrial en animales tratados con fructosa, para luego determinar in vitro los efectos del silenciamiento o sobre-expresión de Miro 1 en cultivos primarios de cardiomiocitos tratados con este azúcar.

 

Esperamos comprender los mecanismos moleculares asociados al desarrollo de esta patología a consecuencia de una dieta alta en azúcar.  El proyecto aborda este problema desde un punto de vista metabólico, situando a la mitocondria y sus proteínas, en este caso Miro1, como ejes centrales de esta investigación.  En el futuro esperamos desarrollar una línea de investigación dedicada al estudio de los mecanismos fisiopatológicos que se asocian a las enfermedades cardiovasculares más prevalentes de la población chilena, poniendo énfasis en cómo el cambio de los hábitos alimenticios podría evitar y/o mejorar dichas enfermedades”.

 

Finalmente, dos investigadores del Programa de Anatomía y Biología del Desarrollo también se adjudicaron fondos para sus proyectos de iniciación. El Dr. Víctor Castañeda con el proyecto “Deep-Learning based segmentation for the analysis of large biomedical imaging data”, que fue posicionado en segundo lugar, de un total de 189 proyectos evaluados en el Grupo Ingeniería 2. El Dr. Castañeda propone crear nuevos algoritmos de segmentación de núcleos y membranas celulares, basados en deep-learning 3D, con el propósito es aplicarlos en imágenes provenientes de microscopia fluorescente Light Sheet (Sábana de Luz) de 4 vistas y utilizarlos en computación de alto rendimiento.  “Proponemos investigar y crear un algoritmo novedoso para segmentar imágenes de las 4-vistas y extenderlo para detectar núcleos y membranas celulares, buscando además paralelizarlo para reducir el tiempo de procesamiento, en el caso de grandes volúmenes de datos y gran cantidad de objetos”, señala el Dr. Castañeda.

 

La línea de investigación tiene dos etapas, donde la primera contempla la adaptación y creación de nuevo hardware de control del microscopio y el mejoramiento del procesamiento de datos.  La segunda parte se enfoca hacia el procesamiento de datos de microscopios que los generan en gran volumen, como es el caso de nuestro actual microscopio Light Sheet.  Esto permitirá extraer los diferentes parámetros morfo topológicos y de movimiento de las células que se estudian”, finaliza el investigador.

 

Por su parte, el Dr. German Reig ejecutará el proyecto “The interplay of E-Cadherin-mediated cell adhesión and cortical tensión in the modulation of cell locomotion during tissue spreading in anual killifish embryos”.

 

Comentando en torno a su trabajo el Dr. Reig señala: “Las células migran tanto en base a propiedades internas como a señales que reciben del medio exterior. Tradicionalmente, estas señales externas se relacionan con moléculas liberadas que proporcionan información hacia donde deben moverse las células.

 

Sin embargo, en el último tiempo se ha sugerido que las células son capaces de “sentir” ciertas propiedades físicas del sustrato, como por ejemplo la rigidez, las que influencian el modo y el destino de la migración”.  “Esta capacidad celular es muy relevante – prosigue el Dr. Reig – ya que ocurre no sólo en el desarrollo embrionario, sino también durante procesos patológicos tales como las metástasis de diversos tipo de tumores.  El objetivo de este proyecto es analizar cómo las células “perciben” las propiedades físicas del sustrato, utilizando un modelo de pez teleósteo”.

 

“Con la ayuda de este financiamiento busco no sólo entender la influencia de aspectos biofísicos durante la migración celular sino también comenzar a desarrollar una línea de investigación independiente en colaboración con académicos tanto de la Facultad como también investigadores internacionales”, finaliza el Dr. Reig.

Ver PDF