Estándares e Interoperabilidad en Salud Electrónica – Una aproximación Práctica: De la representación del conocimiento al intercambio de información”, fue el tema central de esta actividad internacional, que se realizó entre el 6 de Noviembre y el 2 de Diciembre en el Heidelberg Center para América Latina, ubicado en Las Hortensias 2340, Providencia (www.heidelberg-center.uni-hd.de).

La escuela de verano fue organizada entre el Centro de Informática Médica y Telemedicina (www.cimt.cl) de la U. de Chile y la U. de Heidelberg. Sus contenidos están alineados con el área de Capital Humano Avanzado del Centro Nacional en Sistemas de Información en Salud CENS (www.cens.cl), conformado por la U. de Chile, la U. Católica, la U. Talca, la U. de Valparaíso y la U. de Concepción, financiado por CORFO. El evento formativo estuvo dirigido a profesionales y técnicos del área de Tecnologías de Información (TI), involucrados en el diseño y/o gestión de sistemas de información en salud. Los 25 participantes provenientes de diferentes regiones de Chile, además de Paraguay y Brasil, adquirieron competencias para manejar estándares internacionales relacionados con la interoperabilidad entre sistemas de información en salud.

La Jefa del Área de Capital Humano del CENS, Sandra Gutiérrez, destaca la importancia de este tipo de cursos “esta experiencia formativa, se enmarca en el desafío que tenemos como CENS de aportar en el desarrollo de competencias en el sector de TIC en Salud, y generar un marco general de estándar de calidad que exprese hacia donde debemos ir construyendo como país; este marco se expresa en la certificación futura de esos estándares, siguiendo las estrategias implementadas en los países desarrollados.”

La dirección académica del evento estuvo a cargo del Prof. Dr. Hartmut Dickhaus, de la U. de Heidelberg y el Prof. Dr. Steffen Härtel, del Instituto de Ciencias Biomédicas (ICBM) de la Facultad de Medicina de la U. de Chile y Director del CENS. “Conocer y manejar estándares internacionales de interoperabilidad es esencial para asegurar la implementación de una salud conectada en Chile y la región que beneficie la eficiencia del sistema, mejore la atención médica, y el potencial de la investigación en salud basado en datos regionales”.

La escuela contó con la participación de profesores y expertos de Argentina, Uruguay y Alemania. El experto uruguayo, Ing. Pablo Pazos impartió clases virtuales y ejercicios prácticos a distancia, previo a las unidades presenciales del curso. Los contenidos virtuales se desarrollaron en la modalidad semi-presencial, utilizando modernas plataformas web, que permiten el acceso a los contenidos analizados y participar de videoconferencias de alta calidad desde cualquier lugar, utilizando incluso dispositivos móviles como tablets o smartphones que dispongan de conexión a internet, permitiendo la participación de profesionales de todo el país.

El docente compartió su amplia experiencia en interoperabilidad entre sistemas de información en salud y bases de datos clínicas en combinación con el Ing. argentino, Diego Kaminker, experto en HL7 FHIR y el Dr. Oliver Heinze (Alemania), miembro del directorio de la Fundación Open eHealth y experto en fichas clínicas personales, interoperabilidad y dispositivos móviles.

Un total de 25 profesionales, entre ellos médicos, enfermeras, tecnólogos médicos e ingenieros asistieron a esta primera versión de esta Escuela de Verano, cuyo programa constó de una fase inicial en modalidad e-learning y una segunda fase presencial. Algunos de los tópicos tratados fueron: protocolos de comunicación, formatos de mensajería, evolución de los paradigmas de interoperabilidad en HL7, e-Health, sistemas de información en salud, entre otros.  El trabajo fue motivador e intensivo, ya que las sesiones abordaron aspectos teóricos y trabajos en equipo en los que los participantes conocieron los diversos tipos de interoperabilidad electrónica y discutieron sobre estándares de uso actual en el área.

Esta iniciativa permitió la interacción y aprendizaje en conjunto entre diversos integrantes del equipo de salud, del estado del arte del conocimiento en salud electrónica, a la vez que instalar en el ambiente médico nacional esta importante temática.

En la misma semana, también se llevó a cabo la visita del Prof. Dr. Hartmut Dickhaus en el contexto del EXZELLENZZENTRUM SANTIAGO DE CHILE-HEIDELBERG: Center of Excellence for Innovative Research and Education Medical Informatics, un proyecto financiado por el DAAD 57168868 y el Ministerio de Relaciones Extranjero Alemán. Este exitoso proyecto se encuentra en la segunda fase de financiamiento entre el Centro de Informática Medica y Telemedicina, CIMT, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Medicina y la Universidad de Heidelberg. El CIMT cuenta con el apoyo de académicos del Instituto de Salud Poblacional y del Departamento de Tecnología Médica. La Dra. Paulina Pino destacó la oportunidad que implica la irrupción de la informática para la Salud Pública, “como nunca antes, estas tecnologías permitirán optimizar la obtención, el relacionamiento y el análisis de la información de los sistemas de salud, para su transformación en conocimiento oportuno que permita orientar políticas públicas efectivas. Manejar estas tecnologías y maximizar su impacto en la salud de las personas constituye una de las áreas prioritarias del magíster de informática médica”.  Por su parte, La Dra. Paulina Ruiz, coordinadora de la mención bioanálisis clínico, hematología y banco de sangre del Departamento de Tecnología Médica, destacó el hecho que “esta importante iniciativa cuente con la participación de Tecnólogos Médicos, dada la necesidad de la formación de colegas en el ámbito de las tecnologías de la información en salud como consecuencia de la transformación tecnológica que han sufrido los servicios diagnósticos en los últimos años”. Comentó además acerca de la necesidad de entregar esta formación a nivel de pregrado: “gracias a la colaboración de nuestro Departamento con el CIMT, el próximo año se implementará la entrega de nuevos conocimientos y competencias en el ámbitos de las tecnologías de la información aplicadas al laboratorio clínico” enfatizó.

Al finalizar el encuentro, se acordó un mapa de ruta para la futura sustentabilidad del programa de informática médica en Chile y el compromiso de fortalecer componentes de e-learning para optimizar la educación a distancia. Chile cuenta con un déficit severo en el área de capital humano, en el campo de las ciencias de computación, la ingeniería de software y en especial de profesionales en el área TI en Salud. Las iniciativas Chilenas CIMT, CENS, juntos a sus contrapartes regionales e internacionales han tomado la formación de capital humano como desafío principal. La gran oportunidad para el desarrollo profesional y personal en el área de TI en Salud tiene que llegar a la conciencia de jóvenes que están buscando una carrera desafiante, con visión interdisciplinaria y proyección en el país y la región.