Durante la jornada del jueves 27 de marzo, se llevó a cabo en dependencias del Auditorio Alberto Donoso, ubicado en la Escuela de Postgrado de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, el cierre del Proyecto FONDEF IDeA ID16I10258: “NanoinmunoTerapia para esclerosis múltiple: Nueva estrategia terapéutica para la entrega de Inmunomoduladores en el sistema nerviosos central”.

El proyecto encabezado por los académicos Dr. Rodrigo Naves (director), del Instituto de Ciencias Biomédicas (ICBM), y Felipe Oyarzún (director alterno) de la Facultad de Ciencias Químicas y farmacéuticas, busca generar el posible patentamiento de una revolucionaria aplicación biomédica para paliar los síntomas de la Esclerosis Múltiple.

La investigación, cuyos experimentos de prueba llegaron a la fase de modelos in vivo, probó que las nanopartículas de carbohidratos que incluyen el inmunomodulador de interferón beta, son capaces de llegar al sistema nervioso central por la vía nasal, lo que, extrapolado en el mundo clínico, correspondería a un gran avance.

La ceremonia fue iniciada con las palabras de la Dra. Silvia Núñez Vergara, directora de Investigación de la Universidad de Chile, quien resumió la importancia que tiene para esta institución generar investigación de excelencia que pueda ser aplicable a las necesidades de la población. “Esta investigación posee todos los elementos que como Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo queremos potenciar, entre ellos la excelencia, la transferencia y el impacto”, indicó.

Por otro lado, la Dra. Núñez, recalcó la gran importancia que el trabajo conjunto y colaborativo tiene sobre la ciencia aplicada, además de reforzar el mensaje que debe existir en una universidad estatal al generar este tipo de conocimientos, el cual se vincula con el compromiso a las necesidades de la sociedad.

Posterior a las palabras de la Dra. Silvia Núñez, se dirigió a la audiencia, el Dr. Rómulo Fuentes, director de Investigación de la Facultad de Medicina. En su discurso, el Dr. Fuentes destacó cómo los paradigmas culturales que rodean a la investigación científica han ido cambiando, viajando desde una verada más purista hacia un espacio más aplicado. “Estamos viviendo un cambio cultural enorme, donde la ciencia debe aportar a que todos vivamos mejor”, acotó.

Siguiendo con las palabras de bienvenida y felicitaciones al trabajo del Dr. Naves, fue el turno del director del Instituto de Ciencias Biomédicas (ICBM), Dr. Juan Diego Maya, quien destacó positivamente, que investigadores del ICBM lleven a cabo este tipo de investigaciones, que vinculan la investigación biomédica con la aplicación clínica. Por otro lado, el Dr. Maya también recalcó la importancia que la ciencia básica tiene en todos aquellos fundamentos de la innovación. “Como instituto estamos muy contentos y esperanzados de que este proyecto, que busca tener durabilidad y proyección en el tiempo, pueda llegar a ser aplicado en pacientes, ya que finalmente, son quienes más lo necesitan”, destacó.

En representación de FONDEF, asistió a la ceremonia de cierre del proyecto, su director ejecutivo, Dr. Khaled Awad, quien manifestó la satisfacción de los resultados entregados por la investigación en un área que no es fácil.

Al finalizar la intervención del Dr. Awad, fue el del Dr. Carlos Guevara, miembro del Departamento y Servicio de Neurología y Neurocirugía del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, quien entregó varios aspectos clínicos de la Esclerosis Múltiple, señalando que esta no es una enfermedad fácil de llevar. “Es una enfermedad autoinmune que afecta a personas jóvenes de entre 20 y 40 años de edad que conduce a un daño de la mielina que recubre los axones de las neuronas, induciendo discapacidad y daño neurológico. Por otro lado, posee varios patrones de evolución, entre ellos, la forma clínica recurrente-remitente, caracterizada por brotes de alteración neurológica seguidos de perídodos de recuperación, y las formas progresivas, consistentes en la acumulación progresiva de discapacidad y daño sin perídodos de recuperación. Aunque no hay una cura para esta enfermedad, existen varias posibilidades de terapéuticas, siendo los tratamientos inmunomoduladores los únicos capaces de retrasar la progresión de la enfermedad. Sin embrago, todos estos tratamientos no son tan efectivos y entre 40 y 50 % de los pacientes tratados responden débilmente, no responden o incluso pueden presentar exacerbaciones de la enfermedad. Por lo tanto, se requiere con urgencia el desarrollo de nuevas terapias más efectivas”, explicó el Dr. Guevara.

Después de conocer los aspectos clínicos de la enfermedad, el Dr. Naves introdujo el trabajo realizado por el equipo. En un modelo experimental de esclerosis múltiple, nuestra nanoformulación conteniendo un inmunomodulador encapsulado en una nanopartícula fue capaz de reducir la sintomatología clínica significativamente usando bajas dosis del inmunomodulador. Así, nuestro grupo de estudio con parálisis total de extremidades traseras volvió a caminar y prácticamente se recuperó en su totalidad. En cambio, la aplicación sistémica de esas mismas dosis del inmunomodulador no encapsulado no tuvo ningún efecto. Además, pudimos disminuir la frecuencia de aplicación de la nanoformulación y ésta siguió siendo efectiva, desencadenando potencialmente, la disminución de las dosis y la frecuencia en el tratamiento actual aplicado en pacientes. La disminución de la dosis y frecuencia podría eventualmente disminuir los costos de los tratamientos en aproximadamente un 30-40 %.

En la actualidad, este tratamiento se ejecuta desde una forma intramuscular o subcutánea, lo que le resta efectividad a su función, ya que circula por todo el organismo y no van directamente al SNC. Esta situación, hace que las dosis y la frecuencia de administración sean altas, lo que ha traído un sinnúmero de inconvenientes en aspectos clínicos.

En ese sentido, la revolucionaria investigación, que se enfoca en la vía nasal como ruta de administración, podría ser una solución a, por ejemplo, el rechazo de las inyecciones por parte de los pacientes. “Nuestra intención es poder desarrollar un espray que permita la administración de bajas dosis y frecuencia del inmunomodulador y en forma más amigable para el paciente”, comenta el Dr. Naves.

Además, esta innovadora tecnología está diseñada para cargar otros principios terapéuticos o fármacos que pudieran ser aplicados a otras enfermedades neuroinflamatorias y neurodegenerativas como la enfermedad de Alzheimer y Parkinson.

Fuente: 4ID/CONGRESS, Todos los derechos reservados. ®
Periodista: Patricio Grunert Alarcón. ®
Fotografía: Paulina González.
 ®
Para ser reproducida rogamos contactar a: support@4id.cl o comunicaciones@4id.cl
Citar como fuente a: 4ID/CONGRESS ® / Patricio Grunert Alarcón, Todos los derechos reservados. ®