Misión – Visión

El Instituto de Ciencias Biomédicas (ICBM) de la Facultad de Medicina fue creado el 1° de Septiembre de 1997, bajo el decanato del Dr. Eduardo Rosselot Jaramillo. Reemplazó la estructura de los Departamentos Básicos y Pre-Clínicos de Facultad, por la de un Instituto de Facultad destinado a cumplir de manera multidisciplinar y temática las funciones académicas de investigación, docencia de pregrado y postgrado y vinculación con el medio y la comunidad en el área de las ciencias biomédicas.

Desde su fundación, los principales ejes de desarrollo que han guiado al ICBM en el cumplimiento de su quehacer académico han sido la excelencia, la renovación y la integración de sus miembros. El proceso ha sido permanente, fructífero y valioso. Tiene como propósito fundamental, responder a los desafíos de salud y calidad de vida de la población, como también de aquellos que nos impone la búsqueda de nuevo y mejor conocimiento biomédico. De esta manera, formamos a los mejores profesionales de la salud e investigadores en biomedicina de Chile y contribuimos en el desarrollo de nuevo conocimiento biomédico para Chile y la Comunidad Internacional.

  1. Consolidarse como el principal referente de las Ciencias Biomédicas en Chile, desarrollando investigación científica de alta calidad competitiva a nivel internacional.
  2. Colaborar en la formación de los mejores profesionales en el área de la Salud y de la Biomedicina en el país con un fuerte compromiso con la docencia de pregrado de la más alta calidad y una tarea de posgrado diferenciada, atractiva y en temas de punta.
  3. Lograr un balance eficiente y eficaz entre las actividades de docencia y de investigación científica.

1. RENOVACIÓN:

a. de Académicos, por concurso público de antecedentes.
b. de ideas.

2. INTEGRACIÓN transversal y vertical entre diferentes disciplinas dentro del ICBM y con el resto de la Facultad.
3. EXCELENCIA ACADÉMICA

Crear un medio de convivencia académica en el que se practique una elevada y sana competitividad, conforme a valores éticos, constituyendo al ICBM en una Institución formadora de excelentes profesionales de la salud y en una sólida fuente de creatividad científica en Biomedicina.

Se busca un entorno de interacción positiva, amable y humana, con transparencia en todas las acciones, que fortalezca la gestión directiva.